Club Partner Argentina
Te damos la bienvenida al Club Partner Argentina, te invitamos a que seas parte de nuestra comunidad y puedas compartir tus conocimientos y experiencias con tu chata, Partner o Berlingo.-

----------------------------------------------------------------------
ATENCION: PARA TU PRIMER CONTACTO CON EL FORO/CLUB INGRESA A ESTE LINK:

http://www.clubpartner-argentina.com/t12275-propuesta-del-club-partner-argentina
----------------------------------------------------------------------

***La informacion contenida en este foro esta protegida, siendo de exclusiva propiedad del Club Partner Argentina, queda expresamente prohibida su publicacion o difusion publica ***

Admin - Trabajando
Conectarse

Recuperar mi contraseña

----- Visitas al club -----
contador de visitas

Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Traducir el foro


Conduccion en Lluvia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Conduccion en Lluvia

Mensaje  chafamar el Jue Jul 21, 2011 8:12 pm

Con la llegada de los meses de lluvia nos podemos encontrar con diferentes situaciones meteorológicas que alteran considerablemente el estado de la vía por la que circulamos y que suponen un riesgo añadido a nuestros desplazamientos. Con el fin de recordar las nociones más básicas para circular por las vías en estas condiciones, presentamos un especial dominical dividido en dos partes. Lluvia y niebla para el presente domingo, y hielo y nieve para al siguiente, ya en pleno mes de Diciembre.
La lluvia y la niebla son las condiciones meteorológicas con las que más veces nos topamos en los meses de invierno, afectando tarde o temprano a todas las regiones. Sus principales riesgos vienen asociados por la falta de visibilidad que provocan, y por la menor adherencia que presenta la calzada cuando están presentes. Por ello, es fundamental adaptarnos a ambas situaciones.
Ante el primero de los riesgos, las luces del vehíC*lo cobran vital importancia. Más que con el fin de que nosotros veamos mejor, su función será que el resto de conductores sepan con mayor antelación cual es la posición de los vehículos que circulan por esa vía, y así puedan adelantarse a posibles acontecimientos. Muchos conductores no toman esta medida por olvido o rehúyen de ella por el mayor consumo que provoca circular con las luces encendidas. Por lo tanto, la primera medida que deberemos tomar con lluvia o niebla es conectar nuestro alumbrado de cruce y posición. Destacar también, que además de ofrecer una escasa intensidad lumínica, el empleo de las luces de posición sin combinar con las de cruce o carretera solamente está permitido cuando el vehíC*lo no está en movimiento.

Pese a que no todos los vehículos vienen equipados con ellas, las luces antiniebla delanteras son también un importante aliado, mejorando notablemente la iluminación. De disponer de ellas, se emplearán siempre que haya presencia de niebla -ya sea ligera o intensa- y lluvia intensa. Para ser vistos también es vital la luz de niebla trasera -disponible en todos los coches-, que deberá ser conectada en casos de lluvia y niebla intensa, aunque debemos recordar desconectarla tan pronto como cesen estas condiciones, ya que su elevada intensidad lumínica deslumbraría los conductores que circulan por detrás nuestra.
Cambiamos de tema y pasamos a hablar de la adherencia, seriamente perjudicada por la presencia de agua en la carretera. Especial importancia cobran los neumáticos, que deberán tener su presión adecuada y no presentar un acusado desgaste. Con la carretera mojada, las primeras medidas que tomaremos serán duplicar la distancia de seguridad con los vehículos que llevamos delante, reducir la velocidad, y prestar especial atención para anticiparnos a cualquier acontecimiento.
Si no reducimos la velocidad nos exponemos a un mayor riesgo de sufrir subviraje o sobreviraje que si circulásemos sobre un firme seco. De detectar alguna de estas dos situaciones en curva, deberemos intentar corregirla de la forma que ya habíamos comentando anteriormente.

Otro gran problema asociado a la velocidad es el aquaplaning, producido cuando los neumáticos no son capaces de evacuar toda el agua de la carretera y este pierde el contacto con el asfalto. Las ruedas del eje delantero, al ser las que más violentamente golpean el agua, son las que más posibilidades tiene de sufrir aquaplaning, de ahí que se detecte por una dirección que parece ‘flotar’. En caso de sufrirlo, evitaremos cualquier maniobra brusca con el volante o freno, sujetando el volante con firmeza y levantando el pie del acelerador con suavidad, pero sin llegar a dejar de dar gas completamente. Sin embargo, hay otro tipo de charcos que, debido a su profundidad, deberemos atravesarlo en primera velocidad y a un régimen alto de motor.
Con niebla en la carretera, y en especial cuando es de noche, muchos conductores tienden a acercarse al coche de delante con el fin de ’seguir su estela’. Esta práctica no carece de sentido, pero intentándola llevar a cabo, muchas veces olvidamos mantener una distancia de seguridad acorde al estado mojado de la vía, en especial cuando la niebla es muy espesa o se circula a una velocidad elevada. En caso de un frenazo, lo que previamente parecía una ayuda, se volverá peligrosamente contra nosotros.
Por último, añadir que en estas situaciones es normal que el cristal delantero se empañe, especialmente cuando circula más gente en el vehíC*lo y la temperatura exterior es baja. De tenerlo, el aire acondicionado, combinado con la calefacción, se convierte en el sistema más eficaz para desempañarlos rápidamente
avatar
chafamar
Partner_Top
Partner_Top

Mensajes : 5739
Fecha de inscripción : 15/05/2010
Localización : San Juan - Punta Alta-Pcia de Bs Aires

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.